Autora: Aiga Leitholde | Lectura de 5 minutos

Desde los albores de la humanidad, los cosméticos decorativos se han utilizado en diferentes culturas para ceremonias, fiestas y a diario, y esta historia sigue viva en la actualidad en nuestros estuches de maquillaje. Junto con los expertos en diseño de moda de la Academia de Arte de Letonia, echamos un vistazo a la historia de cómo se ha desarrollado el maquillaje hasta el día de hoy.

Madara Cosmetics Makeup

Soñando con la eterna juventud

Arcillas de varios colores, claras de huevo, carbón, cera de abejas, bayas y polvos de plantas molidas: ¡todo esto se puede encontrar en los primeros estuches de maquillaje! Junto a ellos, también puedes encontrar varios minerales, insectos terrestres y grasas animales, a veces muy dañinos. En ocasiones, estas recetas cosméticas proporcionaron una belleza eterna, aunque no físicamente eterna, sino en forma de leyendas transmitidas de una generación a la siguiente, viajando hasta los tiempos modernos.

Madara Cosmetics Shop Online

Desde el principio, las personas usaron cosméticos decorativos para enfatizar los rasgos juveniles: al acentuar los labios o las cejas, se creó una imagen más saludable y sexualmente más atractiva.

Al aplicar un maquillaje de ojos más oscuro, el tono general de la piel se vuelve más claro, de esta manera se crea una imagen más juvenil, mientras que las características más destacadas generan respeto. A los antiguos egipcios les encantaba adornarse; obtenían maquillaje de minerales naturales, todo mientras observaban la higiene personal, protegiendo la piel de los rayos ultravioleta, del envejecimiento prematuro, del "mal de ojo" y de otros "demonios". Muchos objetos de belleza se encuentran en las tumbas de los antiguos egipcios, ya que se creía que los difuntos necesitaban algunas cosas para poder cuidar su apariencia también después de la muerte, dejando así numerosos hallazgos para los humanos modernos. El antiguo Egipto regaló al mundo moderno dos iconos de belleza: la reina Cleopatra y la esposa del faraón Akhenaton, Nefertiti. Han inspirado a divas como la actriz Elizabeth Taylor, la cantante Rihanna y muchas más.

Hermosa, limpia y horripilante

Los escandinavos también usaron maquillaje para la protección y demostración de su posición social. Esto se basa más en textos escritos sobre las costumbres de los pueblos del norte y artefactos encontrados en excavaciones arqueológicas, y menos en ejemplos visuales con los que las culturas del antiguo Cercano Oriente nos han acostumbrado. Las crónicas mencionan que los vikingos enfatizaban sus rasgos faciales con carbón, oscureciendo sus ojos y haciéndolos parecer como pozos profundos, infundiendo así miedo en sus enemigos.

¡Los vikingos fueron ejemplares en lo que respecta a su higiene personal!

Utilizaron productos elaborados con materias primas animales y, como puedes ver en el sitio web del Museo Nacional de Dinamarca, los hallazgos de las excavaciones del período vikingo incluyen elementos como peines y pinzas, lo que demuestra que la suposición popular es cierta: en ese entonces la gente arreglaba su bello corporal.

Madara Cosmetics Shop Online
Madara Cosmetics Shop Online

Ojos oscuros y pestañas largas

En la antigua Grecia, los sacerdotes y sacerdotisas usaban el maquillaje: se teñían las orejas de rojo y marcaban las mejillas con puntos rojos. Los cosméticos eran parte de la rutina diaria, porque un cuerpo hermoso indicaba que también había un ser espiritual hermoso en su interior. Se puso especial énfasis en los ojos oscuros y las cejas gruesas y conectadas.

Interesante paradoja: a pesar de disfrutar del clima soleado, los antiguos griegos consideraban la piel clara como un signo de riqueza y excelencia.

Helena de Troya encarna el estandarte de la belleza.
La palabra “cosmetóloga” proviene de la vida cotidiana en la antigua Roma, donde las mujeres eran asistidas en los rituales de embellecimiento por sus esclavas - cosmetólogos (cosmetae). Las pestañas largas, gruesas y rizadas eran parte del ideal de belleza en Roma. Las mujeres usaban carbón y corcho carbonizado para teñir sus pestañas de negro”, dice Edīte Parute, historiadora de la moda de la Academia de Arte de Letonia, al preguntarle sobre los rasgos característicos de la antigua Roma.

"Máscara de la juventud"

La reina Isabel I de Inglaterra se convirtió en un icono de la moda del maquillaje a finales del Renacimiento. Su rostro cubierto de maquillaje de albayalde formaba un marcado contraste con sus labios escarlata, el peinado era una reminiscencia de una diosa de la luna y el traje estaba adornado generosamente con piedras preciosas. El artista Nicholas Hilliard pintó los retratos de la reina.

Al mirar los retratos, parece como si el rostro de la reina Isabel I llevara la "Máscara de la juventud": su perfecta piel blanca crea la ilusión de la eterna juventud. Los historiadores de la Universidad de Oxford creen que esta imagen ayudó a Elizabeth a mantener el culto a su personalidad, manteniendo así su posición de poder.

La "Máscara de la juventud" de la Reina consistía en una mezcla de plomo blanco y vinagre que gradualmente la envenenó. “En aquel entonces, la sociedad creía que el uso de lápiz labial y maquillaje en general retrasaba la muerte. Quizás esa sea la razón por la que las damas de la corte de Isabel seguían maquillándose también después de que ella muriera. Más tarde, durante el siglo XVIII, la actitud en Inglaterra hacia el uso de cosméticos decorativos fue desdeñosa.

En 1770, el Parlamento británico aprobó una ley que establecía que un matrimonio puede ser anulado si resulta que la mujer ha usado cosméticos decorativos antes del matrimonio. Sólo las prostitutas se maquillaban. Al mismo tiempo, en Francia la gente creía lo contrario”

afirma Edīte Parute.

Madara Cosmetics Shop Online

"Mouche" de belleza

Las marcas de belleza artificiales, o mouches, se remontan a la antigua China. Sin embargo, se hicieron muy populares de los siglos XVI al XVIII en Europa occidental, especialmente en la vida cotidiana de la casa real francesa. Cada "mouche" era como un código social que permitía a mujeres y hombres comunicarse durante los bailes reales. Por ejemplo, una marca de belleza ubicada cerca del ojo simbolizaba una naturaleza apasionada, y si estaba colocada sobre el labio, significaba coquetería.

Si un cortesano se dejaba llevar demasiado por el uso de marcas de belleza, era una señal de desesperación, sin embargo, si se usaban muy pocas de estas marcas, la persona se consideraba anticuada y aburrida.

Hoy en día, hemos visto que las actrices Clara Bow, Marilyn Monroe y la modelo Cindy Crawford utilizan los mouches, y actualmente hay filtros de fotos y videos en las redes sociales que permiten a cualquier persona aplicar tal marca de belleza en su rostro.

¡Te damos las gracias, película muda!

Nacido en la encrucijada de los siglos XIX y XX, el cine mudo resucitó el uso del maquillaje. Tenía una tarea importante que cumplir: era necesario normalizar la apariencia del actor frente a la iluminación del set de filmación y el resultado emergente de la película destinada al público, que a menudo resultaba bastante cómico, pero "no pain, no gain!".

El cine temprano fue una gran oportunidad para la experimentación, ampliando las ideas de varias imágenes visuales.

Junto al cine, la industria cosmética se desarrollaba cada vez más rápidamente. Por ejemplo, el color escarlata del lápiz labial se creó especialmente para la película en blanco y negro. En 1933 se acuñó el término "rímel". El cine de los años 30 llegó con un estilo de maquillaje exquisito y nuevos iconos de la belleza, como la actriz Marlene Dietrich y el actor Clark Gable.

Madara Cosmetics Shop Online

Imágenes excéntricas e igualdad en subculturas

El maquillaje está estrechamente relacionado con las subculturas del siglo XX, cuando el maquillaje muy brillante se convirtió en parte de un espectáculo artístico y definió la identidad de uno mismo. Íconos de la música rock, como David Bowie, Alice Cooper y la banda "Kiss", pudieron dar vida a sus ideas y personajes escénicos mediante la aplicación de maquillaje brillante. Un lápiz delineador de ojos oscuro era una herramienta diaria del Rey del Rock'n'roll: Elvis Presley. El maquillaje en las subculturas significa autoexpresión y también es una forma de rebelión contra todo lo que se considera normal. Los representantes de la subcultura se inspiran en ejemplos históricos estéticos: una mezcla ecléctica única puede consistir tanto en la composición de un guerrero pagano como en una exquisita composición real.

Madara Cosmetics Shop Online

Los representantes de las subculturas son los primeros en ampliar las nociones de lo que percibimos como femenino y masculino.

Hoy en día, varios fanáticos de los deportes también son grandes consumidores de maquillaje, mostrando su solidaridad y aligerando el estado de ánimo con la ayuda del maquillaje.

Durante el siglo XX, las tendencias de la industria cosmética cambian cada década. “A lo largo de los siglos, el uso del maquillaje y el cuidado de la belleza se ha topado con estereotipos relacionados con el género. Actualmente la tendencia unisex no sólo es claramente visible en la moda (ropa), sino también en la rama de belleza y maquillaje. Uno de los puntos de inflexión contemporáneos en la moda y el maquillaje unisex fue la "fragancia CK One" de Calvin Klein, creada en 1994. Sin embargo, la tendencia unisex global en el cuidado de la belleza comenzó en 2017, cuando muchas marcas de cosméticos comenzaron a enfatizar en su comunicación de marketing el mensaje que los productos que han creado están destinados a personas, no a un género específico.

La sociedad tardó algunos siglos en volver al enfoque aceptado en el 3000 a. C. Es hora de cambiar las normas culturales en un sentido más amplio, para que la belleza, la autoexpresión y el bienestar estén destinados a todos”,

dice Agnese Narņicka, creadora de la marca de moda "One Wolf" y directora de la Facultad de Diseño de la Academia de Arte de Letonia