LIVA OLINA

¿Qué hay detrás de la cosmética natural?
Más allá de la cosmética natural

Suéter de segunda mano por unos pocos euros en combinación con una actitud incalculable.
Foto: Vika Anisko

Vivimos en tiempos interesantes donde la sobreproducción nos deja decisiones difíciles. Hoy en día, hay tantas cosas por las que uno puede marearse, como por ejemplo, al tomar una decisión. Y estos son los momentos en que nuestro dinero se convierte en nuestra voz, porque lo que compramos, lo apoyamos. Afortunadamente, tenemos una opción. La elección que va mucho más allá de tu cuidado de la piel. Hoy, casi todo lo que compramos puede ser sostenible, ético o tener un valor agregado. Lo veo como un juego, donde debemos ser inteligentes y tomar las decisiones correctas para llegar al siguiente nivel. Porque las trampas están ahí afuera esperando que caigas. Oh sí, están ahí esperando.

Hace más de un año, mi corazón me hizo mudarme a París. No es como si nunca hubiera estado en el extranjero, pero nunca había vivido rodeado de tantas cosas hermosas. Los escaparates se convirtieron rápidamente en el entretenimiento de mi vida en la ciudad, lo que me desesperaba, porque literalmente quería todo. Sentí que la gran ciudad me estaba tragando y me estaba perdiendo emocionalmente. Hasta que un día algo ocurrió dentro de mí y encontré un mapa, una brújula para mí que me mostraba cómo navegar a través de estos tiempos de consumismo.

Siempre he sido una fanática de lo vintage y de segunda mano. Amo las cosas con alma y con una historia. Y me encanta usar la ropa vieja de mis amigos, porque me hace sentir cerca de ellos, incluso si estoy lejos. Me hace pensar en ellos aún más de lo habitual, y me gusta pensar en mis amigos. Al crecer en el campo de la Unión Soviética, comíamos en nuestro jardín. De niña a mujer fui criada por el equipo de Madara Cosmetics, aprendiendo aún más sobre el estilo de vida ecológico y las elecciones inteligentes de todos los días. Incluso he vivido en la jungla con paneles solares y agua bombeada desde el subsuelo, usando esa misma energía del sol... Voila! Mi mapa siempre ha estado en mi bolsillo, entonces, ¿por qué he estado corriendo como si estuviera perdida? Fue una decisión estricta comprar ropa sostenible, ética o de segunda mano y vintage, pero se ha extendido a todas las áreas de mi vida. Lo que una vez comenzó con el cuidado de la piel orgánico y las elecciones de moda más inteligentes, ahora afecta todo. Resulta que hay muchos lugares en las ciudades donde se pueden rellenar botellas de agua reutilizables para evitar el plástico de un sólo uso, hay joyas hechas de oro reciclado recolectado de tecnologías antiguas. Existe la posibilidad de comprar alimentos directamente de los agricultores, hay un punto de intercambio de libros usados, ¡e incluso hay un punto de compostaje en el centro de París!

Cárdigan de punto de segunda mano por 4 euros y pantalones de pijama prestados, porque era domingo y los domingos están hechos para llevar puesto pijama.
Foto: Vika Anisko

También me decidí por mi trabajo profesional, ya sea escribir o posar como modelo, apoyar sólo las marcas y las causas que son buenas para nuestro futuro. Curiosamente, personas con ideas afines comenzaron a aparecer en mi vida y surgieron proyectos. Llegué a la alta moda francesa apoyando la marca de ropa sostenible de mi amigo, y creedme, no habría llegado tan lejos de ninguna otra manera, sin importar cuán dedicado al modelaje hubierado estado. Parece que suceden cosas bastante sorprendentes sólo si sigues a tu corazón.

Siempre pensé que necesitaba acercarme a la naturaleza para vivir de manera más sostenible. Resulta que los contrastes de la gran ciudad hicieron que mi voz verde se escuchara más fuerte que nunca. Tal vez, porque no tengo bosques hermosos donde pueda esconderme de la dura realidad. Todo está justo frente a mí: el caos, el infierno y la ignorancia... Pero no podemos ignorarlo. Necesitamos salir y hacer lo mejor posible. Porque en cualquier, y repito, en cualquier sector, hay marcas y posibilidades para apoyar un futuro mejor eliminando nuestra huella en este planeta. Realmente no se detiene con el cuidado orgánico de la piel. Entonces, ¿qué pasos vas a tomar a continuación?