Autora: Elza Birzniece | Lectura de 6 minutos

Elza Birzniece, MADARA Cosmetics

El mundo de los protectores solares puede ser abrumador, así que aquí está lo que se debe y lo que no se debe hacer con el FPS para asegurarte de que tu piel y el sol se mantengan en términos amigables este verano (y durante todo el año).

Usa protección solar a diario

Llueva o haga sol, la protección solar es esencial para todos los días, incluso en interiores. Sólo los rayos UVB son atenuados por las nubes y el invierno, mientras que los rayos UVA están presentes durante todo el año y pueden penetrar a través de las ventanas. Usa protector solar los 365 días del año para proteger tu piel y mantener a raya las líneas finas, las arrugas y la pigmentación.

Sun protection daily, MADARA Cosmetics

Usa el nivel correcto de FPS

FPS es la cantidad de protección que un protector solar puede brindarte contra los rayos UVB. Como regla general, debería ser 15 o más; idealmente, 30+ si pasarás tiempo al aire libre. Sin embargo, al hacer senderismo, esquiar a gran altura, o mientras pasas las vacaciones cerca del ecuador, el FPS50 es imprescindible.
Ten en cuenta que el riesgo de daño en la piel es mayor para las personas con piel y cabello claros, pecas y lunares1, por lo que si perteneces a este grupo, siempre debes usar un factor mínimo de 30 o 50.

Revisa los ingredientes

Hay dos tipos de protectores solares: químicos, que absorben los rayos al penetrar en la piel, y físicos, que reflejan los rayos del sol como un espejo al asentarse sobre la piel. Desafortunadamente, algunos protectores solares químicos contienen ingredientes que en realidad podrían hacer más daño que bien.

Ten cuidado con los filtros químicos como el octinoxato y la oxibenzona: los estudios detectan los riesgos para la salud asociados con estos filtros, desde la acumulación en el cuerpo hasta la irritación y posibles trastornos endocrinos. Pero no se trata sólo de tu propia salud, también representan una amenaza ambiental, poniendo en peligro la vida marina y los arrecifes de coral.

Afortunadamente, los protectores solares a base de minerales son una alternativa segura. Busca fórmulas que contengan óxido de zinc o dióxido de titanio, los cuales son respetuosas tanto con tu piel como con el planeta.

LA LISTA NEGRA

Sé consciente de estos ingredientes potencialmente preocupantes que se encuentran en los protectores solares químicos

Oxibenzona (benzofenona-3)

Dañina tanto para la salud humana como para la vida marina, actúa como estrógeno en el cuerpo2 y está asociada con la endometriosis en las mujeres3. Puede provocar reacciones alérgicas4 e incluso se ha detectado en la leche materna.

Octinoxato (metoxicinamato de etilhexilo)

También se encuentra en humanos, incluidas las muestras de leche materna5. Los estudios muestran posibles reacciones alérgicas4, actividad de tipo hormonal y efecto sobre el sistema reproductivo6.

Octocrileno (Octocrilene)

Puede provocar reacciones alérgicas en la piel7.

Homosalato (ácido benzoico, éster 2-hidroxi, 3,3,5-trimetilciclohexílico)

La evidencia muestra que altera el estrógeno, el andrógeno y la progesterona9. También se ha detectado en la leche materna5.


Avobenzona (butil metoxidibenzoilmetano)

Los estudios demuestran que se degrada con el sol, liberando radicales libres. También asociada a inmunotoxicidad o alergias8.


Salicilato de etilhexilo (octisalato)

Los estudios muestran evidencia de penetración cutánea10 y reacciones alérgicas11.

Usa un protector solar de amplio espectro

Los rayos UVA y UVB son dañinos de diferentes maneras: el primero es responsable del envejecimiento prematuro de la piel y el segundo, de las quemaduras solares. Un protector solar que sólo te protege de un tipo u otro no te brindará una protección completa, así que busca soluciones de amplio espectro.
Debido a que, ahora más que nunca, pasamos mucho tiempo con nuestros dispositivos, otro factor a considerar es la protección contra la luz azul de nuestros teléfonos y ordenadores portátiles; los estudios indican que contribuye potencialmente al envejecimiento de la piel. Afortunadamente, los protectores solares minerales de amplio espectro con óxido de zinc o dióxido de titanio también protegen tu piel de la luz azul, por lo que es beneficioso para todos.

Potencia tu FPS con antioxidantes

El FPS y los antioxidantes son realmente una combinación perfecta: actúan como potenciadores de tu FPS y neutralizan el daño de los radicales libres causado por la exposición al sol.
La forma más fácil de disfrutar de estos beneficios es usando un protector solar impregnado de antioxidantes, como el FPS50 Ultra-Shield Protector Solar con Células Madre Vegetales o el FPS30 Protector Solar Facial Antienvejecimiento con Células Madre Vegetales. Alternativamente, puedes usar por separado un producto para el cuidado de la piel rico en antioxidantes; las opciones son infinitas, pero recomendamos usar Licopeno, Vitamina E o Crema Iluminadora de Recuperación con Vitamina C para tratar tu piel después de la exposición al sol.

NO GUARDES

tu protector solar caducado

Hay una razón por la que hay una fecha de vencimiento en tu protector solar: los ingredientes que protegen tu piel del sol se degradan con el tiempo y se vuelven menos efectivos. El calor y el sol también pueden hacer que sea menos efectivo antes de la fecha de vencimiento, así que tira esa botella de protector solar a medio usar del verano pasado.

NO CONFÍES

en el maquillaje como tu única protección solar

El maquillaje con FPS, como CC Crema Facial FPS15 y Skin Equal Base Brillo Suave FPS15, se integra a la perfección en tu rutina de belleza, lo que lo convierte en una excelente opción para la protección diaria básica en interiores o de casa al trabajo en un día normal. Sin embargo, es posible que no siempre sea suficiente; si planeas pasar más tiempo al aire libre, prueba aplicar un protector solar debajo del maquillaje para una mejor protección.

NO USES

sólo un poquito

Probablemente todos seamos culpables de no usar suficiente protector solar, pero una aplicación generosa realmente es clave para garantizar que tu piel esté protegida. Usa el equivalente a un vaso de chupito (o alrededor de dos cucharadas) para cubrir tu cuerpo. Y solo porque dice FPS50 en el envase, no significa que puedas aplicar menos producto.

NO PIENSES

que la piel oscura te protege de los rayos UV

Si bien las personas con piel más oscura no se queman tan rápido, son igualmente susceptibles a los efectos dañinos a largo plazo de los rayos UV; el daño simplemente no es evidente al principio. Todas las personas, independientemente de su color de piel, deben usar una cantidad adecuada de protector solar.

NO ESPERES

que una aplicación dure todo el día

Noticia de última hora: los protectores solares no duran todo el día: el sudor, el agua, la fricción y los rayos ultravioleta los degradan. Por lo general, se recomienda volver a aplicar el protector solar cada pocas horas para aprovecharlo al máximo. Si bien los protectores solares físicos brindan una protección más prolongada, por lo que no es necesario volver a aplicarlos con frecuencia, aún son necesarios después de secarse con una toalla, nadar y realizar actividades físicas.

Tus aliados contra el sol

mineral sunscreen for face body
Protector solar mineral y puro en barra para rostro y manos SABER MÁS
natural certified spf50 sunscreen
Emulsión de protección solar mineral y pura para el rostro SABER MÁS
Crema Solar Facial Antiedad SPF30
Anticontaminante y con amplio espectro de protección UVA/UVB SABER MÁS
CC Cream Facial SPF 15, Tono Claro
Cutis impecable y protección SABER MÁS
SUN20 Weightless Milk SPF20
Textura ultraligera, acabado invisible SABER MÁS
SUN30 Protector Solar Corporal Antioxidante con Células Madre Vegetales FPS30
Protección de amplio espectro UVA/UVB para cuerpo, manos y cara SABER MÁS

Referencias

(1) Brenner, B. and Hearing, J. V. 2008. The Protective Role of Melanin Against UV Damage in Human Skin. Photochem Photobiol. 84(3): 539–549.
(2) Kunz PY, Galicia HF, Fent K. 2006. Comparison of in vitro and in vivo estrogenic activity of UV filters in fish. Toxicol Sci 90(2): 349-361.
(3) Kunisue, T. 2012. Environmental Science and Technology.
(4) Rodriguez E, Valbuena MC, Rey M, Porras de Quintana L. 2006. Causal agents of photoallergic contact dermatitis diagnosed in the national institute of dermatology of Colombia. Photodermatol Photoimmunol Photomed 22(4): 189-192.
(5) Schlumpf M, Kypke K, Birchler M, Durrer S, Faass O, et al. 2008. Endocrine Active UV Filters: Developmental Toxicity and Exposure Through Breast Milk. Chimia 62: 1-7.
(6) Schneider S, Deckardt K, Hellwig J, Mellert W, Schulte S, van Ravenzwaay B. "Octyl methoxycinnamate: two generation reproduction toxicity in Wistar rats by dietary administration."
(7) de Groot AC, Roberts DW. 2014. Contact and photocontact allergy to octocrylene: a review. Contact Dermatitis. 70(14):193-204.
(8) Stitt WZD, Scott GA, Martin RE, Gaspari AA. 1996. Multiple chemical sensitivities, including inatrogenic allergic contact dermatitis, in a patient with chronic actinic dermatitis: implication for management. American Journal of Contact Dermatitis 7(3): 166-170.; Buckley D, Wayte J, O.
(9) Krause M, Kilt A, Blomberg Jensen M, et al. 2012. Sunscreens: are they beneficial for health? An overview of endocrine disrupting properties of UV-filters. Int J Andrology. 424–436.
(10) Walters KA, Brain KR, Howes D, et al. 1997. Percutaneous penetration of octyl salicylate from representative sunscreen formulations through human skin in vitro. 1219-1225.
(11) Singh M, Beck MH. 2007. Octyl Salicylate: a new contact sensitivity. Contact Dermatitis.