Autora: Elza Birzniece | Tiempo de lectura: 6 minutos.

Elza Birzniece, MADARA Cosmetics

La exfoliación puede ser uno de los pasos más importantes, aunque subestimados, en tu rutina de cuidado de la piel, a menudo rodeado de conceptos erróneos. No dejes que la combinación de palabras peeling químico te asuste: exfoliar, cuando se hace bien, es el secreto para lograr un cutis radiante. Aquí, nuestra terapeuta certificada de belleza, Kitija, ofrece un desglose de diferentes prácticas de exfoliación.

Para una consulta de belleza gratuita, comunícate con nuestros expertos en cuidado de la piel a través de WhatsApp o Messenger.

 

¿Qué es exactamente
la exfoliación?

La exfoliación elimina las células muertas de la superficie de la piel, impulsando la renovación celular para revelar las células más nuevas y radiantes debajo, explica Kitija. También potencia la eficacia de otros productos para el cuidado de la piel, ya que sin la capa de células muertas pueden penetrar la piel con mayor facilidad.

Aunque la mayoría de los tipos de piel pueden beneficiarse de la exfoliación, ten en cuenta la intensidad: exagerar puede ser contraproducente. Exfoliarse con demasiada frecuencia o usar un exfoliante no adecuado para tu piel puede provocar irritación, descamación y enrojecimiento.

 
 

Exfoliante en
verano, ¿sí o no?

La exfoliación puede y debe hacerse en verano; después de todo, desprenderse de esas células muertas deja espacio para un bronceado más uniforme y suave. Sin embargo, Kitija recomienda proceder con precaución: "La exfoliación hace que la piel sea más vulnerable, especialmente a la exposición al sol". Solo exfolia por la noche y usa siempre protector solar de alta protección, como el FPS50 Ultra-Shield Protector Solar con Células Madre Vegetales de MÁDARA, para proteger esas nuevas células del daño.

 

Exfoliación
química vs mecánica

Hay dos tipos principales de exfoliación: química y mecánica.
Ambas trabajan hacia el mismo objetivo, solo que de diferentes maneras.

Los exfoliantes químicos eliminan las células muertas de la piel utilizando ácidos como AHA, PHA y BHA para estimular la renovación celular, explica Kitija. Esto ayuda a lograr un cutis más brillante, radiante y refinado que todos anhelamos, mejorando la hidratación de la piel y destapando los poros. Si tienes la piel muy sensible o eres un novato en los ácidos, Kitija sugiere comenzar con pequeños pasos. Comienza incorporándolos lentamente a tu rutina, y luego vete aumentando hasta obtener ingredientes activos más fuertes.

Por otro lado, los exfoliantes mecánicos (productos que contienen pequeñas partículas o cerdas de un cepillo) se utilizan para eliminar físicamente las células de la superficie y eliminar la suciedad con movimientos suaves que también ayudan a estimular la circulación. Ten en cuenta que la exfoliación mecánica solo debe realizarse en la piel intacta y nunca durante la inflamación aguda o los brotes.

¿Todo claro hasta ahora?
Ahora, exploremos los diferentes tipos de exfoliantes.

Los AHA
(alfa hidroxiácidos)

Los AHA actúan en la superficie de la piel, desalojando y disolviendo las células muertas para revelar una piel más suave y luminosa, ideal para quienes desean enfocarse en la textura y pigmentación desiguales. Elige ácido láctico, glicólico o madelico si crees que los AHA están hechos para ti.

Adecuado para: Todo tipo de pieles, especialmente pieles maduras, cansadas y apagadas. No recomendado para pieles frágiles e hipersensibles.

Prueba: Formulada con ácido láctico, la AHA Mascarilla Peeling Iluminadora de MÁDARA es una potente fuente de brillo que estimula la renovación celular, ilumina la piel y da vida a los cutis apagados.

 
 

Los BHA
(beta hidroxiácidos)

Llegan más profundamente en la piel que los AHA, destapan los poros y eliminan la acumulación de sebo. El ácido salicílico es el BHA más popular, mejor para quienes se preocupan por los puntos negros y los poros dilatados.

Adecuado para: Todo tipo de pieles, especialmente pieles grasas, congestionadas y propensas a las imperfecciones.

Prueba: El tónico exfoliante perfecto para pieles obstruidas y grasas, el Tónico Purificante de MÁDARA contiene ácido salicílico que purifica, reduce el brillo y minimiza la aparición de poros dilatados e imperfecciones.

Los PHA
(polihidroxiácidos)

Los PHA como el ácido lactobiónico y glucónico pueden considerarse los primos amigables de los AHA: funcionan de la misma manera pero no penetran tan profundamente, lo que proporciona un modo de exfoliación más suave. Los PHA también cuentan con propiedades humectantes, lo que significa que atraen agua para hidratar y suavizar la piel.

Adecuado para: Todo tipo de pieles, especialmente pieles sensibles.

Prueba: Time Miracle Reface Sleep & Peel Suero de Noche de MÁDARA con ácido lactobiónico que exfolia y apoya la recuperación de la piel para reafirmar tu cutis, mejorando el tono de la piel, la textura y la apariencia de las líneas finas.

 
 

Exfoliantes

Estos exfoliantes mecánicos eliminan eficazmente la capa de células muertas de la piel para revelar un lienzo limpio y fresco. Con los exfoliantes, los verdaderos ingredientes más protagonistas son pequeñas perlas o granos que se encargan de la acción exfoliante. Pero no seas demasiado bruto: ser demasiado brusco al restregar puede irritar la piel.

Adecuado para: Pieles normales, mixtas y grasas. No apto para pieles sensibles y propensas a problemas.

Prueba: La alternativa perfecta a los exfoliantes ásperos y arenosos del pasado, el Exfoliante Facial Oil-To-Milk de MÁDARA contiene microperlas de cera natural para limpiar y renovar delicadamente la piel. Enriquecido con aceites de albaricoque y avena, la fórmula innovadora se transforma en leche para un tratamiento rejuvenecedor suave pero eficaz.

Ahora, elige tu luchador y comienza a exfoliar: tu búsqueda de una tez verdaderamente radiante comienza aquí.